Los gallegos, de los menos interesados por la ciencia (El Correo Gallego, 24 de outubro de 2012)

El 80 % de los españoles apoya incrementar o mantener la inversión pública en I+D+i, pero sólo el 37 % estaría dispuesto a donar dinero para la ciencia, según una encuesta que también desvela que uno de cada cuatro ciudadanos no está interesado en estos conocimientos, sobre todo porque no los entiende.

La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) ha dado a conocer hoy los datos de la VI Encuesta de percepción social de la ciencia y la tecnología, para la que este año se han realizado 7.784 entrevistas en todas las comunidades autónomas.

En concreto, la mayoría de los ciudadanos piensa que tanto el Gobierno central (60,1 %), como los autonómicos (58,6 %), locales (56,9 %) y europeo (57,8 %) deberían invertir más en investigación en ciencia y tecnología, porcentajes que superan el 80 % si se suman los de aquellos que creen que debe mantenerse la inversión.

Según la encuesta, a mayor nivel de formación científica se incrementa más el apoyo a la inversión pública y privada (casi un 60 % considera que la empresa privada no invierte lo suficiente).

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, que ha estado en esta presentación y ha sido preguntada por estos datos de apoyo a la inversión pública, que ha ido decreciendo en los últimos años, ha señalado que es “muy importante” que la sociedad “nos apoye”.

Tras recordar que si hay alguien que defiende el aumento de la inversión en I+D+i es ella y el Gobierno, Vela ha remachado que existe una realidad económica “tozuda” y ha recordado que trabaja porque la ciencia sea una excepción en el escenario de recortes.

“Es muy importante que la sociedad nos apoye y sería terrible que además de no tener presupuesto tuviéramos una sociedad que viviera de espalda y no reconociera la realidad e importancia”, ha dicho.

En cuanto al sector privado, Vela ha indicado que España carece de un sector industrial como otros países para demandar que las dos terceras partes del total de la inversión en I+D sea empresarial.

“Deberíamos rebajar el objetivo para que nos fuera más accesible y lo consigamos”, ha apuntado.

La encuesta de la Fecyt señala que el 36,7 % estaría dispuesto a donar dinero a la ciencia, el mismo porcentaje que contesta que no.

Los hombres y las mujeres son partidarios casi por igual en cuanto a esta donación y son ligeramente más favorables las personas entre 55 y 65 años, los que poseen estudios universitarios y los ciudadanos de Baleares, Comunidad Valenciana, Navarra y Cantabria.

Carmen Vela ha constatado que la cifra de la donación es baja en comparación con el 80 % que quiere mantener o incrementar la inversión en I+D y ha relatado que quiere que la sociedad se involucre y el micromecenazgo es la mejor fórmula que no compite con otras.

El estudio pone de manifiesto que el 90 % piensa que la I+D+i mejora la calidad de vida y contribuye al desarrollo económico.

Además, que el interés por la ciencia crece un 19 % desde 2010 -es mayor entre los hombres- y el de los jóvenes de 15 a 24 años un 40 %.

No obstante, refleja que uno de cada cuatro no está interesado en la ciencia principalmente porque no la entiende (24,9 %) y un 41,9 % percibe su educación científica como baja o muy baja, frente a un 10,3 % que dice que es alta o muy alta y un 46,6 % la califica de normal.

Por comunidades, el interés por la ciencia es mayor en Murcia (22 %), Cantabria (21,1 %), Canarias (20,6 %) y País Vasco (20 %), mientras que manifiestan menor interés en Extremadura (10,5 %), Navarra (10,9 %), Galicia (11,3 %), Aragón (11,8 %) y Cataluña (12,4 %).

Según los autores del estudio en todas aumenta el interés, pero no hay una explicación a por qué en Murcia por ejemplo es mayor que en Cataluña; es un hecho coyuntural, que podría estar relacionado con el terremoto de Lorca que despertó ese interés, han especulado.

La imagen de la ciencia y los científicos es positiva para la mayoría y creen que el investigador lo es más por motivos personales que por incentivos externos, aunque señalan que la profesión tiene escaso reconocimiento social y está mal remunerada (49 %).

A noticia en El Correo Gallego


Pódese seguir as respostas a esta entrada a través da subscripción RSS 2.0. Podes deixar un comentarios, ou facer un trackback dende o teu propio sitio.

Deixe unha resposta