Réquiem científico por la biomedicina en Valencia (El Mundo, 27 de outubro de 2011)

El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia está en el lecho de muerte. La dirección y el comité de empresa se han reunido ante el Tribunal de Arbitraje Laboral por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que matará a más de la mitad de las líneas de investigación y dará con los huesos de 108 trabajadores en la calle, 75 de ellos investigadores.

Varias decenas de científicos asistentes al congreso internacional sobre ‘Proteolisis intracelular y cáncer’, que tiene lugar en Valencia, han posado con crespones negros, que simbolizan la muerte de la investigación biomédica en la Comunitat Valenciana, en un acto que ha servido de réquiem por el centro Príncipe Felipe. Entre los participantes hay científicos de gran prestigio internacional como Carlos López-Otín, del Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo; Alfred L. Goldberg, del Harvard Medical School de Boston o Michele Pagano, del Departamento de Patología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

De momento, se han presentado dos ERE, que se aplicarían de forma conjunta. El primero plantea el despido de 108 trabajadores de los 245 que integran el centro. Y el otro rebajaría los salarios hasta un 50%. Esto supondría el cierre de 14 laboratorios y de 16 líneas de investigación en el centro que aspiraba a convertirse en el referente en España sobre la investigación con células madre.

El CIPF, un centro fantasma

El presidente del comité de empresa del CIPF, Rafael Pulido, ha explicado a ELMUNDO.es que entre los 75 u 80 científicos despedidos habrá investigadores principales, investigadores predoctorales y técnicos de laboratorio. “Se quedará vacío un centro enorme, con un equipamiento científico que sólo cogerá polvo. Será un centro de investigación fantasma. Se trata de la extinción del centro”, dice Pulido.

El ERE se presentó el pasado día 19 de octubre y todo se resolverá tras el mes abierto par consultas y los 15 días que se tomará el Tribunal de Arbitraje Laboral para aceptar el expediente. Según el comité, la empresa sigue argumentando que el culpable es el Ministerio de Ciencia e Innovación por la retirada de los fondos del Programa de Medicina Regenerativa (que debería aportar 1,7 millones de euros al centro en 2011). Esta situación ya desató en septiembre una agria polémica entre el ejecutivo valenciano y la cartera de Ciencia cuando la dirección científica del centro dimitía en bloque por la falta de fondos.

Fuentes del Ministerio aseguran que la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 impide a la Administración central suscribir convenios con comunidades autónomas que no cumplan con la estabilidad presupuestaria. Esta modificación incorporada este año para controlar el déficit no afecta a los convenios firmados en 2010, como ocurre en el caso andaluz, que tampoco cumple con los objetivos de déficit y que sí recibirá el dinero del programa.

Recortes del 75% del presupuesto en cuatro años

Pese al empeño de la dirección del centro y de la Consejería de Sanidad , los trabajadores y el comité de empresa sitúan la responsabilidad de esta situación en el propio Gobierno valenciano. En 2009, el presupuesto del Príncipe Felipe era de 25 millones de euros al año. De esa cantidad, el Gobierno valenciano aportaba nueve millones de euros.

La partida presupuestaria para 2011 ha sido de 11,6 millones de euros y la aportación del Gobierno valenciano a través de la Consejería de Sanidad ha sido de 4,6 millones, un 50% menos. Pero no queda ahí el drama presupuestario del centro. Para 2012, esa aportación se verá reducida hasta quedar en 2,2 millones de euros, un recorte del 75% en solo cuatro años.

La falta de aportación del Ministerio influye, pero no es la causa. Esta situación se debe a la falta de voluntad de financiar el cetro desde la Consejería de Sanidad”, dice Pulido.

A noticia en El Mundo


Pódese seguir as respostas a esta entrada a través da subscripción RSS 2.0. Podes deixar un comentarios, ou facer un trackback dende o teu propio sitio.

Deixe unha resposta