Jóvenes investigadores de la UCLM, sin beca ni contrato ni paro ni trabajo (Lanza Digital, 30 de outubro de 2011)

“Estamos contra la espada y la pared”, confiesa una joven investigadora de Químicas de la Universidad regional cuya beca de FPI (Formación de Personal Investigador) concluyó en agosto después de dos años y en septiembre debería haber comenzado el periodo de investigación propiamente dicho con un contrato “mileurista” hasta 2013, pero la Junta -administración que financia el programa- no ha sacado aún la convocatoria en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.
Son seis los afectados en toda la Universidad regional, “pocos sí, por eso nadie nos hace caso, somos el último mono de la lista”, se lamenta Juana (nombre ficticio) pero con un drama personal detrás. Una de las investigadoras, procedente de Galicia, ha tenido que regresar a su tierra porque no podía pagar el alquiler del piso, dejando a medias el doctorado y la tesis. Juana reside afortunadamente en Ciudad Real y vive con sus padres, pero le puede la incertidumbre de no saber cuándo saldrá la convocatoria y de que lleva casi dos meses sin nómina, sin beca, sin cobrar el desempleo -”con esta beca no queda paro”- y sin poder trabajar en otro sitio por temor a que este programa de becas tenga exclusividad, “nadie se atreve a buscar algo temporal si luego sale la convocatoria y no te  contratan”.
Ella, junto a otros tres compañeros, estaban realizando sus tesis doctorales gracias a este programa de ayuda a proyectos para la formación de personal investigador, de cuatro años de duración, dos años de beca y dos con contrato, ayuda que concede la Junta de Comunidades y que se puede realizar en cualquier facultad o escuela de la UCLM o centro asociado. En agosto de 2011 se acabó la beca de cuatro de los seis egresados y deberían haber empezado en septiembre con el contrato.
La cuantía de las becas es de 1.200 euros mensuales, sin pagas extras ni cotización ni retenciones, y la del contrato “creo que son 14 mensualidades al año y un poco más de dinero, pero poco más”, advierte Juana.  Ella prepara su tesis desde hace dos años en el departamento de Química Física, sobre la química de la atmósfera, “cómo reaccionan los compuestos contaminantes en la atmósfera, la lluvia ácida, la capa de ozono”. De continuar esto así, la joven ciudarrealeña dijo que se verá obligada a terminar la tesis sin cobrar “no puedo dejarlo después de dos años haciendo cursos de doctorado, formándome e investigando sobre mi proyecto de fin de carrera”.

¿A falta de una firma?
Han llamado a la Junta para saber los motivos del retraso, y al parecer, según les transmitieron desde la Junta, falta el visto bueno de una firma para la publicación, y tal vez en diciembre podría estar la convocatoria publicada.
Algunos compañeros de Juana acuden incluso al laboratorio como medida de presión, para que la Administración sepa que estos jóvenes interesados en dotar a la región de brillante materia gris siguen ahí.

A noticia en Lanza Digital


Pódese seguir as respostas a esta entrada a través da subscripción RSS 2.0. Podes deixar un comentarios, ou facer un trackback dende o teu propio sitio.

Deixe unha resposta